Tu voz interior

Todos tenemos un crítico interno que nos llena la cabeza con un comentario negativo sobre nuestro propio comportamiento y valor.

La voz mezquina en tu cabeza puede hacerte sentir como tu peor enemigo.

La última vez escribí sobre cómo vivía con un familiar tóxico que frecuentemente me criticaba, rechazaba y me insultaba mientras crecía.

Aprendí temprano y con frecuencia el lenguaje de la voz crítica. Debido en parte a estas experiencias, he luchado mucho con mi propio diálogo interno negativo.

Sin embargo, las personas que han tenido una educación amorosa y solidaria descubrirán que todavía tienen una voz crítica de diversos grados viviendo dentro de ellos.

Hemos recibido estos mensajes negativos toda nuestra vida de todos los que nos rodean: familia, amigos, acosadores, maestros, compañeros de trabajo, películas, programas de televisión, anuncios, revistas y más.

“¡Gran sorpresa! Me he vuelto a equivocar”.

“Soy un completo fraude”.

“¿Cual es el problema conmigo?”

“Nunca seré capaz de hacer esto”.

“Nadie podría amarme”.

¿Suena familiar?

Ser constantemente reprendido por la voz crítica en tu cabeza puede conducir a una baja autoestima. La baja autoestima conduce a una gran cantidad de posibles desafíos de salud mental y bienestar.

Algunos de estos incluyen:

  • hipersensibilidad a tener sentimientos heridos
  • disminución del rendimiento laboral
  • deterioro del desarrollo profesional

La voz crítica también intentará persuadirnos para que tomemos decisiones autodestructivas.

Viene de un lugar de miedo: miedo de que no somos lo suficientemente inteligentes, lo suficientemente bonitos, lo suficientemente talentosos.

Dado que nunca seremos “nada” lo suficiente, nos dice que debemos rendirnos. Deja de intentar. Esconderse. No hagas eso.

Además, el crítico interno a menudo contribuye a los sentimientos de vergüenza. Algunas personas, intencionalmente o no, usan la vergüenza como un motivador para cambiar el comportamiento. En verdad, esto no es saludable ni efectivo.

La culpa nos permite reconocer que hemos hecho algo malo, mientras que la vergüenza nos dice que somos malas personas.

La autora e investigadora Dra. Brené Brown, que ha pasado años estudiando la vulnerabilidad y la valía, dice: “La vergüenza corroe la parte misma de nosotros que cree que somos capaces de cambiar”. La voz crítica no es tu conciencia.

Con un poco de conciencia, podemos comenzar a reconocer cuándo la voz crítica surge con miedo, vergüenza u otros pensamientos hirientes, y luego seremos capaces de lidiar con ella en consecuencia.

El primer acto al hacerlo es fomentar la capacidad de identificar ese crítico interior.

La voz crítica a menudo surgirá en uno de estos 10 estilos de pensamiento inútiles:

1. Personalización: culparse a sí mismo por algo que estaba fuera de su control. Por ejemplo, “Si hubiera sido un mejor padre, mi hija no habría fallado en esa prueba”.

2. Etiquetado: asignarse una etiqueta a uno mismo en función de una experiencia única o limitada. “No lavé la ropa hoy. Soy una persona tan perezosa”.

3. Debería: hacer declaraciones con “debería” o “debe” que utilizan la culpa como motivador. “Debería estar comiendo verduras en lugar de estas palomitas de maíz”.

4. Razonamiento emocional: Creer que porque sientes algo debe ser verdad. “Me siento desagradable, así que estoy seguro de que nadie me ama”.

5. Catastrofizar y minimizar: hacer un gran problema de algo pequeño y disminuir la importancia de algo grande: “Cometí un error en el informe. Ahora me van a despedir, no tendré dinero y perderé mi casa”.

6. Saltar a conclusiones: predecir el futuro y hacer suposiciones sobre lo que otros están pensando. “Estoy seguro de que esas personas se están riendo de mí”.

7. Descalificar lo positivo: Descartar experiencias positivas o cosas buenas que hayas hecho. “Solo me estaba felicitando por ser cortés. En realidad no lo dijo en serio.

8. Filtro mental: notar solo evidencia negativa e ignorar experiencias positivas. “Recibí un ‘Necesita mejorar’ en mi evaluación. Soy tan malo en mi trabajo”.

9. Generalizar demasiado: crear un patrón basado en uno o dos eventos y ser demasiado amplio al sacar conclusiones. “Esto es tan típico. Nunca me pasa nada bueno”.

10. Todo o nada: categorizarte a ti mismo o a los eventos como uno o sin términos medios: “Si este proyecto no es perfecto, entonces he fracasado”.

Todo el mundo experimenta los 10 tipos de estilos de pensamiento inútiles en algún momento u otro de su vida.

En general, sin embargo, cada uno de nosotros lucha más con unos pocos específicos. Sé por mí mismo que etiquetar y “debería” son los grandes desafíos para mí.

Desafortunadamente, estamos conectados biológicamente por algo llamado “sesgo de negatividad” para escuchar comentarios negativos más fuertes que los positivos. Este es un rasgo evolutivo que quedó de cuando los humanos lidiaban con circunstancias más inmediatas de vida o muerte.

En las relaciones e incluso en el mundo de los negocios, la investigación ha demostrado que necesitamos escuchar cinco comentarios positivos por cada comentario negativo para mantener un equilibrio saludable.

Pensando en su propio diálogo interno, ¿está igualando esta proporción?

Si no, aquí hay un proceso de 5 pasos para cambiar tu voz interior:

Paso 1 – Sea consciente

El primer paso es simplemente tomar conciencia de estos pensamientos sin juzgar.

En este momento, sus pensamientos negativos son solo su respuesta automática de pensamiento porque esa es la vía neuronal en su cerebro que se usa con más frecuencia.

¿Puedes identificar qué estilos experimentas con más frecuencia?

A medida que avanza el día, tenga en cuenta estos estilos de pensamiento inútiles. Solo observe qué estilo está usando su voz crítica en cualquier situación dada a medida que surgen conflictos o desafíos.

Este proceso es especialmente efectivo cuando mantiene un registro de pensamientos en papel o incluso en su teléfono.

Paso 2 – Separar

A menudo es útil sacar nuestros pensamientos de nuestras cabezas.

Los pensamientos tienden a salirse de control allí, mientras que escribirlos o hablarlos puede hacerlos más claros.

Mientras revisa sus pensamientos críticos, cámbielos de primera persona a segunda persona. Por ejemplo, “No lavaste la ropa hoy. Eres una persona tan perezosa”.

Pretende que alguien más te está hablando y diciendo este comentario negativo. ¿Qué notas y sientes acerca de las declaraciones?

Es posible que los encuentre críticos, hirientes o completamente injustificados.

Fíjate cómo te hace sentir escuchar esto en segunda persona. Pueden ser más difíciles de escuchar y hacerlo sentir más incómodo.

Paso 3 – Interrumpir

Una vez que esté prestando atención, puede comenzar a cambiar regularmente su enfoque lejos de su voz crítica y hacia su voz amorosa.

Con el tiempo, esto comenzará a romper el hábito de estos estilos de pensamiento inútiles.

Cuando reconozca su voz crítica en el momento, hable en contra de ella. Interrumpa ese pensamiento pensando o diciendo literalmente “No”.

Luego continúe con la implementación del paso 4 de inmediato. Una vez que haya detenido esta voz crítica en seco, puede darle la vuelta.

Paso 4 – Desafío

Tu pensamiento es sólo eso: un pensamiento. El hecho de que pienses que algo no lo convierte en realidad. Es hora de desafiar la voz crítica con la de una voz amorosa.

Para cada uno de los pensamientos críticos, escribe o di una alternativa.

Estos volverán en primera persona. Su pensamiento o declaración alternativa debe canalizar la de un observador o amigo imparcial.

También puede ser útil pensar en cómo le hablarías cariñosamente a un amigo o familiar.

Usando el comentario anterior, “No lavaste la ropa hoy. Eres una persona tan perezosa”, como ejemplo, la alternativa podría ser algo así como: “Solo porque no se lavó la ropa, no significa que sea perezoso. No lavé la ropa hoy porque dediqué mi tiempo a otras actividades que valieron la pena”.

Paso 5 – Transformar

Gracias a la capacidad de nuestro cerebro para crear nuevas vías neuronales, el cambio siempre es posible.

Las vías neuronales en el cerebro transmiten mensajes, y cuanto más a menudo se usa una determinada vía, más probable es que se use en el futuro como una respuesta inicial.

Al alejarse de su voz crítica y acercarse a su voz amorosa, literalmente está construyendo nuevas vías neuronales en el cerebro.

Cuanto más se refuercen, más fácil será este proceso.

Una vez que comience a poner esto en práctica con regularidad, su voz amorosa se convertirá en la voz dominante y eventualmente incluso en su respuesta automática.

Todos experimentamos momentos de autoderrota, pero el crítico interno no tiene que gobernar nuestras mentes. Cada uno de nosotros puede quitarle su poder aprendiendo a filtrar nuestra voz crítica y encontrar nuestra voz amorosa.

A medida que se dé cuenta de su crítico interior, sepárese de él, interrumpa y desafíelo, verá una transformación en su mente y su estado de ánimo. En lugar de vivir en un lugar de miedo o vergüenza, crecerá en confianza y autoestima.

Pronto descubrirá que tiene una renovada sensación de fuerza y ​​energía para la vida.

Tu voz interior se convertirá en una fuente de apoyo y aliento. Trabaja hacia tus metas. Probar cosas nuevas. Sé vulnerable con otras personas. Tienes el poder, y puedes decírtelo a ti mismo.

Grace_HeadshotGrace es escritora y bloguera en Hábitos del corazón. Heartful Habits es un lugar de inspiración para lo que Grace llama vivir con atención y corazón. Le encanta aprender y compartir sobre consejos de bienestar, remedios naturales, bricolaje de belleza, limpiadores ecológicos, recetas saludables, problemas sociales y más.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.