Los beneficios de practicar la autorreflexión

La autorreflexión no es para cobardes.

Tampoco es “mirarse el ombligo”. Y no es algo que solo los introvertidos sepan hacer.

Si puede hacerse preguntas y responderlas honestamente, puede hacerlo.

Y cuanto mejor te conozcas a ti mismo y tus inclinaciones más profundas, mejor podrás comprender y ayudar a los demás también.

Pero cómo hacer te reflejas en ti? ¿Y qué obtienes de ello?

¿Qué es la autorreflexión?

En pocas palabras, la autorreflexión es tomarse el tiempo para enfocarse en el interior a fin de responder preguntas importantes sobre uno mismo:

  • ¿Quién eres tú?
  • ¿Cuáles son sus valores fundamentales?
  • Quien quieres ser?

Sin embargo, para responder completamente a estas tres preguntas, es útil dividir cada una de ellas en preguntas más pequeñas y enfocarse en una a la vez.

En qué eres bueno? ¿Qué aprendiste de tu último error? ¿Qué es lo que más admiras de las personas a las que admiras?

¿Y qué esperas ganar conociéndote mejor a ti mismo?

9 beneficios de la autorreflexión

La importancia de la autorreflexión está estrechamente relacionada con los beneficios que se enumeran a continuación.

1. Conocer sus valores fundamentales

Cuanto más profundices en ti mismo, más fácilmente identificarás tus valores personales fundamentales.

Cuando sabe lo que más le importa, es más fácil identificar el “por qué” detrás de las decisiones que toma, la compañía que tiene y las cosas que quiere hacer con su vida.

También es más fácil saber por qué algo te molesta y si debes hacer algo al respecto.

2. Comprender su propósito y potencial

Conocer su potencial y propósito únicos comienza con la autorreflexión.

Cuanto más consciente sea de sus fortalezas y debilidades, más podrá ver lo que puede contribuir y en lo que necesita trabajar.

Y es más probable que concentres tu energía donde te hará más bien.

Parte de su autorreflexión debe incluir cuestionar las creencias a las que se ha aferrado con respecto a su potencial, su identidad y su propósito.

No vale la pena mantener algunas creencias. Y aprenderás a reconocer eso y déjalos ir.

3. Pensamiento general

La autorreflexión diaria te ayuda a dar sentido al mundo y tu lugar en él.

Cuando eres consciente de lo que más te importa, es menos probable que te desvíes de los detalles insignificantes y podrás poner las cosas en perspectiva.

Te convertirás en un pensador general.

Su autoconciencia le facilitará mantenerse fuera de sí mismo y de sus emociones (así como de las de otras personas).

Y cuando puedes hacer eso, es mucho más fácil estar completamente presente sin sentirte abrumado.

Puede permitir que su intuición lo guíe hacia el punto de vista correcto.

Y desde allí, puedes ver lo que nunca antes viste.

4. Enfrentando tus miedos

Cuanto más consciente seas de ti mismo, más consciente te vuelves de lo que te está frenando y evitando tu crecimiento.

Reconocer sus miedos por lo que son, y ver qué bendiciones hay al otro lado de esos miedos, puede darle la fuerza que necesita para enfrentarlos.

A medida que crece en la autoconciencia, usted desear para enfrentarlos. Y tu coraje crecerá a medida que conquistes uno tras otro.

5. Mejor toma de decisiones

Con la autorreflexión, te vuelves más consciente de tu voz interior y de todo lo que intenta decirte.

Con esa conexión más fuerte, le resultará más fácil tomar decisiones.

Esa voz interior sabe cosas. Y no pierde el tiempo en detalles sin importancia.

Cuanto más consciente seas de ti mismo, menos distraído estarás con las opiniones de otras personas y otros desordenes mentales. Y eso significa que puedes pensar con más claridad.

El pensamiento claro conduce a avances. ¿Y a quién no le encantaría más de esos?

6. Mejores relaciones

Cuanto mejor te conozcas a ti mismo, mejor podrás ver las conexiones entre ti y las personas que te rodean. Tu inteligencia emocional crece con tu autoconciencia.

Cuanto mayor sea su EQ, más fácil será conectarse con otros en un nivel más profundo.

Y es menos probable que te preocupes por lo que piensen de ti.

También tendrá una mejor idea de lo que las personas cercanas a usted realmente necesitan, porque será más consciente y respetuoso de sus propias necesidades reales.

7. Menos estrés y ansiedad

Cuanto más consciente se vuelva, menos probable será que se preocupe por lo que podría suceder, lo que aún no ha sucedido o lo que podría suceder.

No digo que de repente dejes de sentir ansiedad; pero si eres más consciente del razonamiento detrás de la ansiedad, puedes ofrecer un contraargumento basado en cosas que sabes que son ciertas.

Los pensamientos son poderosos. Y tus pensamientos, cuando estás viviendo más conscientemente — puede ayudarlo a capear las tormentas, incluso si no puede evitar que sucedan.

8. Dormir mejor

Siempre que la hora de acostarse no sea su momento de “autoexamen”, es probable que se duerma antes si no está preocupado o ansioso.

Dormirás aún mejor si preparas el escenario para ello.

Comience expresando gratitud por el día y sus bendiciones.

Luego ofrece cualquier preocupación restante al Amor, a la Fuente de todo bien, o a cualquier espíritu en el que confíes para que te guíe.

Cuanto menos lleves contigo a la almohada, más libre estará tu mente para descansar.

9. Autoaceptación y compasión

La autoaceptación es imposible sin el autoconocimiento, que viene después del autoexamen.

Solo cuando comienza a reflexionar sobre sí mismo a diario, puede reconocer las áreas que necesitan trabajar y aprender a apreciar sus dones únicos.

Entonces, solo así podrás aprender a amarte, perdonarte y aceptarte tal como eres, sin necesidad del permiso de nadie.

Consejos para practicar la autorreflexión

Ahora que conoce los beneficios de la autorreflexión, use los siguientes consejos para convertirla en un hábito diario.

1. Programe su tiempo diario de autorreflexión.

Si no te propones convertirlo en una parte esencial de tu día, te resultará demasiado fácil omitirlo en favor de algo que te parezca más fácil de hacer, especialmente si lo guardas para después del trabajo.

El mejor momento para la autorreflexión es cuando tienes la energía mental y emocional para responder preguntas difíciles y procesar lo que estás pensando y sintiendo.

Y la mejor manera de asegurarse de que hará el trabajo es programarlo. Reserve algo de tiempo para ello y establezca un recordatorio, para que no lo olvide.

2. Ponte a prueba con preguntas difíciles.

Estos pueden provenir de una lista o surgir de una situación en la que te encuentres.

Si no puede responder las preguntas cuando se le ocurran, escríbalas para poder responderlas más tarde.

Lo importante es hacer las preguntas (una a la vez) y darse la oportunidad de responderlas honestamente.

También necesita tiempo para pensar en sus respuestas y formular preguntas de seguimiento.

3. Diario todos los días.

La simple práctica de llevar un diario diario acelerará los beneficios de la autorreflexión al indicarle a su cerebro que preste más atención a sus preguntas y respuestas, así como a cualquier observación y conocimiento que escriba.

Con el diario, crea un espacio entre usted y lo que escribe. Y esa distancia te ayuda a procesarlo de manera más objetiva.

Además de eso, tendrás un registro escrito de tu progreso.

4. Considere el asesoramiento o la dirección espiritual.

No es fácil dejar que la gente indague en tu psique, especialmente cuando no has dejado de lado las cosas que quieres creer sobre ti mismo.

Sin embargo, cuanto más practiques la autorreflexión, más difícil será aferrarte a esas creencias.

Y cuanto más te das cuenta de cuánto te están frenando.

No tiene nada de malo contar con la ayuda de alguien que pueda acelerar el proceso.

5. Pasa más tiempo en la naturaleza.

Algo acerca de pasar tiempo rodeado de naturaleza hace que sea más fácil para usted reducir la velocidad y hacer un balance de lo que está pasando en su cabeza.

El simple hecho de respirar aire fresco y ver el viento en los árboles hace que quieras despejar el desorden de tu mente y dejar espacio para más belleza.

Te inspira a hacer cambios.

Y volverse más consciente de su conexión con el mundo natural hace que sea más fácil dejar de lado las creencias que bloquean su crecimiento.

6. Practica la meditación consciente.

Es imposible reflexionar sobre ti mismo cuando estás obsesionado con el pasado o el futuro. Solo puedes crecer en autoconciencia cuando estás completamente presente.

Atención diaria meditación puede asegurarse de que pasa tiempo todos los días prestando atención a sus pensamientos y sentimientos sin juzgarlos.

Hacerlo te ayuda a aprender a aceptarte a ti mismo (y a los demás) sin juzgarte.

Comience el día con eso y es más probable que enfrente los desafíos que se avecinan con gratitud y esperanza.

7. No te excedas.

No pases tanto tiempo en introspección que no puedas hacer nada más.

Y recuerda que el objetivo de la autorreflexión no es recordarte constantemente tus errores.

El propósito es la autorreflexión es una mayor autoconciencia, no un juicio. Hay tal cosa como demasiado autoanálisis.

Esta es otra razón para reservar conscientemente un bloque de tiempo para la autorreflexión diaria.

Cuando sabe que hay un límite en el tiempo que tiene para la introspección, es más probable que use ese tiempo para sacar ventaja.

¿Disfrutarás de los beneficios de la autorreflexión?

Nadie se convierte en la persona que quiere ser si no sabe quién es.

Y para saber eso, necesitas dedicar tiempo a conocer a la persona que eres ahora: de qué estás orgulloso, qué es lo que más valoras y en qué necesitas trabajar.

Todo el mundo es un trabajo en progreso. Y si crees en el karma, sabes que la vida no se trata de coleccionar juguetes o escalar la montaña más grande.

Se trata de aprender lo que necesitas aprender en el tiempo que te dan.

También se trata de construir las conexiones que te ayudarán a convertirte en quien quieres ser.

Cada vida tiene un plan de lección. Y todos los que conoces tienen algo que enseñarte.

Que bendigas a todos los que conozcas hoy.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.