¿Debería proponer matrimonio antes o después de la cena? 11 grandes consideraciones

Finalmente sucedió.

Te has enamorado, es el momento adecuado para ambos y estás listo para casarte.

Pero, ¿cómo debería hacer para hacer la gran pregunta?

¿Es mejor proponer en casa que hacerlo en público?

Si te decantas por lo segundo, ¿cuál es el mejor lugar?

¿Un parque? ¿Fiesta? ¿Restaurante?

La respuesta, por supuesto, depende de su situación, preferencias y ubicación.

Pero para ayudarlo a clasificar las posibilidades, hoy desglosamos los detalles de una propuesta de cena pública y presentamos 11 cosas críticas a considerar.

Por ejemplo, ¿cuándo es el mejor momento para proponer matrimonio?

¿Debe hacerlo antes o después de que llegue la comida o justo en el medio de cortar el bistec?

¡Vamos a sumergirnos para descubrirlo!

Proponer en un restaurante

Proponer en un restaurante es una tradición probada y verdadera. Después de todo, una cena íntima a la luz de las velas ha sido un pilar romántico. Y sí, puede ser un cliché, pero eso no lo hace menos encantador…

Sin embargo, antes de fijar sus planes en piedra, asegúrese de considerar varias cosas acerca de proponer matrimonio en un restaurante. Por ejemplo:

  • ¿El lugar es muy ruidoso o está lleno de gente? Una propuesta en la que personas sudorosas chocan contigo y gritan puede no ser ideal, a menos, por supuesto, que eso sea lo tuyo. En cuyo caso, ¡reúnanse, forasteros!
  • ¿Ocupa un lugar especial en vuestros corazones? Las mejores propuestas son las significativas.
  • ¿El escenario es romántico? Los pisos de linóleo y las cabinas de comedor no gritan romance. Elija un ambiente acogedor a la luz de las velas en un restaurante encantador o elegante.
  • ¿Es buena la cocina? No querrás que tu recuerdo de la noche de la propuesta incluya una comida decepcionante.
  • ¿Está aislado o alrededor de otros lugares? Después de todo, es posible que desee continuar con la celebración si todo sale según lo planeado.

¿Debo proponer antes o después de la cena? 11 cosas críticas a considerar

La gran pregunta que la gente suele hacerse al planificar una propuesta de restaurante es: “¿Cuándo debo proponer, antes o después de la comida?” Hemos considerado el problema hasta el último detalle y presentamos 11 consideraciones.

1. Atención de otras personas

Si planea hacer la gran pregunta en un restaurante, piense en la cantidad de atención que obtendrá. ¿Quieres que todo el lugar sea testigo del momento?

Sin embargo, piense mucho en esto, porque la ubicación es la base de una propuesta. ¿Quieres que sea público, semipúblico o privado? ¿Necesitará permisos? ¡Consiga sus patos en una fila!

2. La selección de la mesa

La selección de mesas se relaciona con la cantidad de atención que está buscando. Si planea arrodillarse, puede ser necesario coordinar con el restaurante. Cuando se trata de eso, ¡no quieres la mesa en el medio de la habitación si no estás en el mercado de los globos oculares!

Tal vez quieras ser el centro de atención de la noche. ¡Eso es perfectamente aceptable! Ninguna regla dice que todos deben ser reservados y humildes. El mundo sería bastante aburrido si ese fuera el caso.

Pero cualquiera que elija, planifique en consecuencia y asegúrese de mirar a ambos lados antes de arrodillarse. ¡No querrás cortar un servidor y enviar una bandeja de comida volando por el aire!

3. Presentación de un Anillo

Bien, estamos a punto de volvernos increíblemente superficiales y superficiales, así que prepárate.

Para bien o para mal, las actividades materiales son importantes para muchas personas. Claro, las joyas y las gemas pueden no significar bupkis para ti y tu pareja, pero sí lo son para otras personas.

¿Por qué estamos señalando esto?

Bueno, si elige proponer matrimonio en medio de un restaurante, con todos los ojos puestos en usted, espere que los extraños se acerquen y pidan “ver el anillo”. Además, espere que las personas usen expresiones sarcásticas en sus rostros si no es una roca. Si no quiere que ese tono sutil y superficial estropee su evento especial, piénselo dos veces antes de hacer la pregunta en público.

Apesta, pero otras personas tienen el poder de arruinar un evento encantador lanzando juicios.

4. Momento de la comida

¿Cuándo debes proponer al hacer la pregunta en un restaurante? Es una pregunta común, y una de las principales consideraciones es la comida.

Si quieres saborear tu comida, esperar hasta el final puede ser la mejor opción. ¡Después de que le hagas la pregunta, es posible que tu pareja esté demasiado emocionada para comer! Por otro lado, si pide más temprano que tarde, la comida puede ser una celebración.

5. Qué nervioso estás

¿Estás nervioso por la propuesta? ¿Vas a ser un desastre sudoroso y tartamudo durante toda la cena si esperas hasta el postre para hacerlo? ¿Tendría más sentido quitarse el nerviosismo primero y simplemente preguntar?

Sé honesto contigo mismo acerca de cuán genial, tranquilo y sereno puedes ser.

6. La presencia de amigos y familiares

Cada vez más, las personas incluyen a sus amigos y familiares en las propuestas. A veces, juegan un papel secundario. Otras veces, aparecen después de que se realiza la escritura y ayudan a la pareja a celebrar. Si quieres incluir a todos, ¡asegúrate de que haya espacio!

7. Idoneidad del Restaurante

¿Es el restaurante donde planea hacer la pregunta ideal para el evento? ¿Esta ocupado? ¿Puedes coordinar con el personal para que sea más especial? ¿Hay un bar y un salón para continuar la celebración después?

Piense detenidamente en la logística de su propuesta. Haz un recorrido mental de la noche y considera si el lugar funcionará bien, en términos prácticos.

8. Planes para una fiesta posterior

Los compromisos son un gran problema y es muy probable que desee celebrar la ocasión, especialmente si es una sorpresa. Así que piensa en toda la noche, no solo en la parte de la cena.

Además, si planea continuar la fiesta en otro lugar, ¡asegúrese de tener un conductor designado o una aplicación de servicio de automóvil lista para comenzar!

9. Tu personalidad

¿Eres extrovertido o introvertido? ¿Empiezas a sudar frío al primer indicio de nerviosismo? Si es así, tenga en cuenta esa consideración y pregúntese si un compromiso público, que involucre comida y bebida, es lo mejor para usted.

10. La personalidad de tu pareja

La personalidad de tu pareja debe ser la máxima prioridad. Si son la flor de la pared de la relación y usted es el PT Barnum, respete sus sensibilidades. ¡La persona que recibe la propuesta es la estrella del momento!

11. La posibilidad de rechazo

Si no ha hablado antes sobre el matrimonio y no está seguro de si su pareja dirá que sí, ¡debe planificar la posibilidad de rechazo!

Juégalo en tu cabeza. Si pides la comida, entonces propones, y te dicen que no, ¿entonces qué? ¡Lo último que querrá hacer es sentarse a comer en esas circunstancias!

Ideas para propuestas de cena

Hemos repasado los aspectos a tener en cuenta al planificar una propuesta de restaurante. Ahora, vayamos a la mecánica de cómo.

anillo en la comida

Pase lo que pase, no pongas el anillo en la comida. A quienquiera que se le ocurrió la idea estaba, sin rodeos, flipando.

En primer lugar, nadie quiere restos de comida por todo el ring. Es desagradable. En segundo lugar, enterrar una joya en la comida puede rayarla. En tercer lugar, ocurren accidentes de asfixia. Confía en nosotros: deja que esta idea siga el camino del dinosaurio. Nadie lo quiere; no es lindo, y no obtendrás la reacción que deseas.

La única excepción a esto podría ser poner el anillo en una copa de champán. Es elegante, pero aun así, existe la posibilidad de que se lo meta en la boca.

Anillo en el plato de postre

Coordinar con el chef para tener la pregunta, “¿Te casarías conmigo?” arremolinado encima de un pequeño pastel de postre o incluso en el plato mismo. La caja pequeña con el anillo también se puede colocar en el plato.

Es una manera hermosa y dulce de terminar la cena y hacer la pregunta.

anillo en una caja

Sin embargo, lo que puede hacer es que le entreguen el anillo como si fuera parte de la comida. Si sigue esta ruta, elija un restaurante que use campanas plateadas para un impacto adicional.

Propuesta tradicional

Ponerse de rodillas todavía funciona. Puede sonar aburrido para algunos, pero las tradiciones son encantadoras para otros. Muchos sueños implican doblar la rodilla, ¡así que entregue la fantasía!

Trae a la banda

¿Está pensando en contratar músicos para proporcionar una banda sonora para el gran evento? Solo asegúrese de que el restaurante pueda acomodar a los invitados adicionales y al ruido que los acompaña. Además, recuerda que traer una banda llama mucho la atención.

Trae a toda la tripulación

Las propuestas elaboradas de flash-mob son populares entre cierto grupo. Si ese es su problema, alquilar un restaurante completo es ideal.

Y piensa, después de que esté hecho, ¡puedes tener todo el lugar para ti o invitar a amigos y familiares para una gran fiesta!

Preguntas frecuentes sobre proponer en la cena

Está planeando una propuesta de restaurante y tiene preguntas. ¡Así que vamos a darles respuesta!

¿Cuál es un buen momento para proponer?

¿Deberías proponerte matrimonio antes o después de la comida principal? Honestamente, depende de las personalidades de usted y su pareja. Sin embargo, la sabiduría convencional dice que el tipo de restaurante dicta el momento de la propuesta.

Si se encuentra en un lugar agradable pero normal, proponga matrimonio antes y use la comida como una celebración. Si estás en un lugar elegante, espera hasta el final.

¿Está bien proponer por la noche?

Sí, es perfectamente aceptable proponer matrimonio por la noche. De hecho, la mayoría de las personas que van por la ruta del restaurante hacen exactamente eso, y muchas personas consideran que las propuestas nocturnas son más románticas.

Sin embargo, hacerlo al aire libre puede no ser lo mejor por razones de seguridad y visibilidad.

¿Cuándo debe proponer en la cena?

El momento de su propuesta de cena depende de la situación. Pero aquí hay una regla dura y rápida: si no está seguro de una respuesta positiva, piense en la posible incomodidad. Claro, podría levantarse e irse, pero no hasta que haya pagado la factura.

¿Sobre qué rodilla se supone que vas a proponer matrimonio?

La tradición de la propuesta de arrodillarse tiene sus raíces en el código de caballería, también conocido como caballeros.

Así, cuando se pide la mano de alguien en matrimonio, es convencional poner la rodilla izquierda en el suelo, con el anillo en la mano izquierda, que deja la mano derecha para abrir la caja.

¿Qué no debes hacer al proponer matrimonio?

Ya hemos discutido el paso en falso del anillo en la comida, y no podemos enfatizar lo suficiente cómo debería suceder, en palabras de Taylor Swift, ¡“nunca jamás”!

Aquí hay una lista de cinco no-nos más.

  • Copiar: a menos que tu pareja haya indicado que quiere cierto tipo de propuesta que sea igual a la de alguien de tu grupo, no copies a tus amigos. ¡Las propuestas deben ser únicas y especiales!
  • Get Jewels First: Materialista o no, la joyería es una gran parte de la propuesta. A menos que sepa que a su pareja no le importa, no haga la pregunta sin una. Si quieres ser creativo con el tipo de joyería, podemos hablar. Por ejemplo, cada vez más personas optan por piedras preciosas de colores en lugar de diamantes. Pero, de nuevo, ¡averigüe si su pareja está de acuerdo con eso de antemano!
  • No involucre a la familia Four Paw: Sí, amamos a los miembros de nuestra familia de cuatro patas más allá de cualquier sentido de comprensión razonable. Diablos, a veces los amamos más que a los otros humanos en nuestras vidas. Pero déjelos fuera de la parte de entrega de anillos de su propuesta. Muchas cosas pueden salir mal. Invita a la catástrofe.
  • No parlotees: si quieres que la propuesta sea una sorpresa, ¡entonces no se lo digas al mundo! Solo incluye a las personas necesarias para llevarlo a cabo.
  • No se vista informal: alguien tomará fotografías y videos. ¡Así que no descuides tu look!

Planear la propuesta perfecta es muy divertido. Pero recuerda que la vida es impredecible. Los obstáculos inesperados tienden a aparecer en los momentos menos oportunos. Entonces, si un error frustra tu propuesta, ¡sigue la corriente! Será una gran historia para contarles a sus nietos.

Esperamos que nuestros consejos sobre cómo proponer matrimonio en un restaurante te hayan resultado útiles. ¡Ahora sal y comprométete, tonto enamorado!

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.