Cómo consolar a alguien que está triste (25 acciones tranquilizadoras)

¿Cómo consuelas a alguien que está sufriendo?

Tal vez perdieron a un ser querido recientemente e inesperadamente.

O tal vez están pasando por una transición dolorosa.

La cosa es que estás perdido.

No sabes qué decir cuando alguien está triste.

Incluso cuando consuelas a un amigo o familiar, te sientes inútil.

¿Qué pasa si tu presencia silenciosa no es suficiente?

¿Qué debo decir para consolar a alguien?

Quiere saber cómo consolar a las personas, especialmente a las más cercanas a usted, pero le cuesta encontrar las palabras correctas o saber exactamente lo que necesitan de usted. No estás solo en eso.

El proceso de duelo de cada persona es único.

Dicho esto, algunos de estos rasgos compartidos pueden ayudarlo a orientarlo en la dirección correcta:

  • Aquellos que están sufriendo generalmente lo hacen no quiero tu lástima o lugares comunes;
  • Es posible que no se sientan cómodos diciéndote lo que necesitan o quieren de ti;
  • Necesitan espacio y tiempo para procesar su dolor, pero también necesitan saber que alguien está ahí para ellos.

Cómo consolar a alguien: 25 acciones cariñosas y tranquilizadoras

Si todavía se pregunta qué es lo mejor que puede decir para consolar a alguien, encontrará algunas ideas valiosas en la lista a continuación. También aprenderá más sobre lo que no hacer o decir.

Las palabras y acciones más útiles pueden no ser lo que espera, por lo que es tan esencial tener buenas habilidades para escuchar.

Esté dispuesto a descubrir que estaba equivocado, para que pueda aprender a hacerlo mejor.

1. Estar allí para reconocer su dolor y honrarlo.

No estás allí para cuestionar su tristeza o tratar de mostrarles que todo está en su cabeza, como si eso lo hiciera menos real. Estás ahí para reconocer su tristeza y honrarla con genuina empatía y compasión.

2. Escuche sin tratar de arreglarlos.

Nunca intentes minimizar su dolor o restarle importancia a lo que ha pasado. Y no intentes animarlos para sentirte mejor. Ellos no son alguien para que tú los arregles. No obtienes puntos por hacer que sonrían. Sólo escucha.

3. Valide lo que están sintiendo.

Incluso si no puedes sentirlo tú mismo, al menos puedes verlo. por qué tu amigo está sufriendo y quieres que sepa, sin lugar a dudas, que se le permite sentir lo que siente, que sus sentimientos tienen sentido. Ellas hacen.

4. Trate de entender lo que están sintiendo.

No eres un lector de mentes, así que no esperes saber siempre lo que siente tu amigo o por qué, sin importar qué tan bien lo conozcas. lo importante es que tu tratar para entenderlos mejor.

5. Anímelos a hablar más sobre el tema (si quieren).

No los obligues a contarte más, pero prepárate para escucharlos con compasión y comprensión si quieren procesar lo que sienten en voz alta.

6. No tomes cualquier cosa dicen personalmente.

Incluso si parte de lo que dicen es objetivamente cierto, lo que dicen tiene más que ver con su proceso y perspectiva que contigo.

Por lo tanto, por muy tentador que pueda ser saltar y defenderse, no lo haga.

7. Si es apropiado (y aceptable), ofrezca afecto físico.

Tal vez sepas que a esta persona le encantan los abrazos, pero le gusta que le pregunten primero. Honestamente, siempre es una buena política preguntar antes de abrazar a alguien a menos que ya lo haya preguntado. Uds por un abrazo Respeta siempre sus límites.

8. Recuérdales tu apoyo y compromiso incondicional.

Muéstrales amor incondicional con tus palabras y con tus acciones. Envíales mensajes para comprobar cómo están. Pregunte si están abiertos a una visita. Envíe un paquete de ayuda. Haz lo que puedas para recordarles lo que son para ti.

9. Retenga sus opiniones.

Realmente no necesitan saber cómo te sientes acerca de la política, el clima, el césped del vecino o cualquier otra cosa. A menos que te pidan una pequeña charla sin sentido, concéntrate en ellos y dedica más tiempo a escuchar que a hablar.

10. No muerda más de lo que puede masticar.

Si su amigo le pide ideas útiles sobre qué hacer a continuación, no se deje atrapar por tratar de encontrar algo que eclipse su tristeza o lo haga sentir mejor. No puedes controlar lo que sienten. Entonces, no lo intentes.

11. Evite lugares comunes y exhortaciones.

Alguien que está sufriendo no necesita ni quiere que le digan que quienquiera que haya perdido está “en un lugar mejor” y que debe sentirse feliz por él. Déjalos llorar a su manera y no te atrevas a decirles adónde ha ido su difunto. no lo sabes

12. Si tienes la oportunidad de decir “adiós”, aprovéchala.

Cuando alguien que conoces se está muriendo y tienes la oportunidad de visitarlo en su lecho de muerte, no asumas que preferiría no para ser visto en su estado actual. Visítalos y hazles saber que los amas.

13. Si te preguntan, sé abierto y honesto sobre lo que sientes.

Sea honesto si, por el momento, se siente insensible o no está seguro exactamente qué te sientes No se esfuerce tanto por ser fuerte para la otra persona que la deje sintiéndose aún más sola en su dolor.

14. No intentes ser el indicado más afectado por el dolor de tu amigo.

Esto no es una competencia. No sirves a nadie al tratar de sobresalir, ya que el que sufre está en segundo lugar después del que estás tratando de consolar. Tu presencia auténtica les hará más bien que el drama.

15. Si se le pide, ofrezca un homenaje breve y honesto al difunto.

No tiene que sonar inspirado o poético. Ponte en el lugar de los que más sufren por la pérdida de esta persona y sé amable. Considere su audiencia y filtre en consecuencia.

16. Fomente amablemente un poco de autocuidado.

Anime a su amigo a priorizar el cuidado personal: tomar un baño, si lo desea, o dar un paseo (solo o en compañía), ver una película, etc. Sea un participante dispuesto en su cuidado personal si lo desea. empresa.

17. Respete su proceso y la forma en que quiere ser consolado.

No presumas saber cómo quiere ser consolado tu amigo. Y no trate de apresurarlos a través del proceso de duelo. Que se tomen todo el tiempo que necesiten.

18. Dales espacio, pero no los abandones.

Es posible darle a tu amigo el espacio que necesita sin hacerle fantasma. Si no quieren visitas, aún puede llamarlos o enviarles un mensaje de texto. También puede enviar flores o una tarjeta de regalo electrónica como obsequio.

19. Cuídese usted también.

No esperarías que tu amigo sacrifique su cuidado personal si tú fueras el que sufre, así que por favor no te hagas eso a ti mismo. Solo te hace menos capaz de estar allí para ellos.

20 Show ellos cuánto te importa.

Pasa con una comida o, si esa no es una opción, llama con anticipación y haz que les entreguen algo (con la propina ya cubierta). Haz que sea fácil para ellos simplemente recibir el regalo y disfrutarlo sin necesidad de entretener a nadie más.

21. Ofrezca su empresa (sin compromiso).

Si está abierto a ello, hágale compañía por un tiempo de una manera que no le impida entretenerlo. Está 100 % bien si todo lo que hacen es leer sus propios libros juntos en silencio en la misma habitación.

22. Ofrezca una distracción curativa.

A veces, cuando tu amigo está sufriendo, es posible que solo quiera que lo distraigas con algo que lo haga reír o que lo involucre en algo productivo.

Puedes cooperar con eso y aun así estar listo para consolarlos cuando lo necesiten.

23. Escríbeles una carta.

Si tu amigo no quiere visitas, o si no puedes estar allí físicamente, escríbele una carta para hacerle saber lo importante que es para ti. Sé auténtico con tus palabras. Diles lo que te gustaría decirles en persona si pudieras.

24. No se atreva a decirles lo que deben hacer.

No asumas que sabes lo que tu amigo debe hacer para “superar” su dolor y volver a sentirse feliz. Tu amigo no necesita que hagas suposiciones sobre por qué está triste, dolorido o deprimido o qué debe hacer al respecto.

25. Esté preparado para ayudar como pueda.

Si los escuchas y realmente prestas atención a lo que dicen y no lo dicen en voz alta, es mucho más fácil tener una idea de lo que necesitan. Dependiendo de su situación, puede expresar su disposición a hacer lo que pueda.

¿Cómo consolar a alguien por mensaje de texto?

Muchos de los anteriores se aplican maravillosamente a situaciones en las que puedes estar físicamente presente para tu amigo.

Pero podemos escucharte preguntar: “¿Cómo consuelo a un amigo si no puedo estar allí para abrazarlo y pasar tiempo con él? ¿Qué pasa si mi único vínculo con ellos es mi teléfono?

Incluimos los siguientes consejos solo para ti:

  • Llama si puedes (y si prefieren hablar a enviar mensajes de texto);
  • Envíe un mensaje afectuoso, incluso si tiene dificultades para encontrar las palabras correctas;
  • Sea honesto acerca de su dificultad para saber qué decir;
  • Haga el mensaje sobre ellos (no sobre usted);
  • Haga que cada palabra cuente (nada de diatribas o sermones inútiles o egoístas);
  • Ofrezca sus más sinceras condolencias;
  • Ofrezca su ayuda con cualquier cosa que puedan necesitar o apreciar.

Por difícil que sea saber que tu amigo está sufriendo cuando no puedes visitarlo, aún puedes brindarle algo de consuelo llamándolo o enviándole un mensaje de texto, sin obligarlo a responder.

Solo quédate allí como puedas.

Ahora que conoce 25 formas de consolar a alguien que está sufriendo, ¿cuál de estos consejos le llamó la atención? ¿Y quién en tu vida te viene a la mente?

No tienes que abrir nuevos caminos con la forma en que brindas consuelo a los demás. La originalidad está sobrevalorada. Concéntrate en estar allí para tu amigo como puedas, incluso si solo puedes estar allí desde la distancia.

¿Qué harás hoy para mostrarle a tu amigo un poco de amor?

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.