9 formas en las que puedes responder

¡Mi esposo malinterpreta todo lo que digo!

Es una queja común.

En situaciones manejables, romper este hábito es una cuestión de reorganizar su dinámica conyugal.

Circunstancias más extremas pueden conducir a un gaslighting peligroso.

Sea cual sea el caso, aprender a hablar con alguien que le da la vuelta a todo es una habilidad valiosa, tanto a nivel personal como profesional.

Con ese fin, hoy nos estamos enfocando en los esposos que culpan a sus cónyuges por todo en lugar de admitir con madurez que están equivocados.

¿Por qué lo hacen?

Y lo que es más importante, ¿cómo se puede mitigar el problema?

¿Cómo se llama cuando alguien le da la vuelta a las cosas?

¿Qué tan molesto te sientes cuando alguien trata de cambiar las cosas en tu contra?

Si eres como la mayoría de las personas, ¡se encuentra entre las cosas más frustrantes de tu vida! Puede ser directamente enloquecedor, ¡loco!

Desafortunadamente, sucede todo el tiempo, y hay una palabra para ello: gaslighting.

En estos días, el término gaslighting se usa mucho, pero solo se usa correctamente una fracción del tiempo. Mucha gente piensa que es un sinónimo de mentir, pero ese no es el caso.

El concepto se deriva de la película de 1944 protagonizada por Ingrid Bergman, Charles Boyer y Joseph Cotten llamada “Gaslight”. En él, Boyer, que interpreta al marido de Bergman, utiliza el engaño y la manipulación para convencerla de que se está volviendo loca para poder robarle.

Durante mucho tiempo, gaslighting se refirió a una manipulación tan extrema que inducía a la locura. Hoy, el término se refiere al acto de escupir narrativas falsas que hacen que las personas duden de sus percepciones.

También se usa para describir situaciones en las que alguien que vende falsedades intenta cambiar las tornas, o usa sofismas desacreditados pero ampliamente creídos contra un oponente justificado.

Entonces, aunque muchos gaslighters mienten para mantener su posición, la palabra no es intercambiable con mentir.

¿Por qué mi esposo cambia todo en una discusión?

¿Es su esposo alguien que le da la vuelta a las cosas? Si es así, es posible que se pregunte: “¿Por qué?” Cuando se trata de gaslighting, las motivaciones son variadas. Las posibilidades incluyen:

  • Arrogancia: la arrogancia a la antigua es el combustible detrás de los comportamientos de mierda, incluido el gaslighting.
  • Trauma infantil no resuelto: a menudo, los hombres lidian con traumas infantiles no resueltos adoptando tendencias autoritarias.
  • Estrés y ansiedad: el estrés y la ansiedad pueden afectar significativamente la forma en que tratamos a otras personas.
  • Problemas de control: las personas que nunca aprendieron las habilidades de socialización adecuadas a menudo tienen problemas para admitir errores y con frecuencia intentan darle la vuelta a sus parejas.
  • Sexismo / Misoginia: Es una pena, pero algunos hombres todavía están plagados de sexismo y misoginia y nunca verán a sus esposas como parejas iguales que merecen ser tratadas con respeto.

Mi esposo me da la vuelta a todo: 9 formas en las que puedes responder

Desafortunadamente, no podemos obligar a otras personas a comportarse de manera diferente. En última instancia, solo tenemos control sobre nosotros mismos. Con ese fin, exploremos nueve formas de responder a un marido que siempre trata de darle la vuelta a todo.

1. Tómese el tiempo para procesar la situación

Es perfectamente aceptable alejarse de una situación con calma. Ninguna regla dice que debes quedarte y luchar hasta el final. Y, a veces, alejarse es la mejor opción, ya que diluye las situaciones tensas.

Cuando se haya calmado y esté listo para participar, acérquese a su esposo y explíquele que está más que dispuesto a tener una conversación civilizada y madura sobre el asunto en cuestión, donde ambos presenten sus perspectivas y evidencia.

Sin embargo, hágale saber que no tolerará el gaslighting y otros tipos de manipulaciones sin sentido.

2. Mostrar los recibos

Una de las formas más efectivas de detener un engaño en curso es proporcionar evidencia que respalde su posición, es decir, en la jerga de las redes sociales, “muestre los recibos”.

Tenga en cuenta, sin embargo, que su esposo puede volverse loco si tiene un trastorno de personalidad narcisista. Las personas con la afección se sienten muy amenazadas por hechos que chocan con sus narrativas delirantes.

3. Mantente firme

Cuando tu esposo convierte todo en una discusión, es tentador aceptar su versión de los hechos para terminar el debate y seguir adelante.

Pero trate de no caer en esta arena movediza conversacional. Si lo hace, su esposo puede esperar “ganar” todas las conversaciones.

4. Disfrute del autocuidado

Tratar con un esposo que te da la espalda es agotador, y el cuidado personal es una excelente manera de revivir tu tanque emocional después de una discusión.

Entonces, si las cosas se calientan, considere retirarse de la situación y hacer algo tan simple como tomar un baño o una ducha caliente. Ese pequeño acto puede reducir sus niveles de estrés y atenuar los desencadenantes emocionales.

5. Consulte a un terapeuta

La terapia puede ser un regalo del cielo, especialmente si piensas constantemente: “¡Mi esposo malinterpreta todo lo que digo!”.

Un consejero puede evaluar la situación desde un punto de vista neutral, ofrecer consejos constructivos y tal vez incluso ayudarlo a replantear la situación.

6. Involucra a otras personas

En la mayoría de los casos, involucrar a otras personas en sus disputas maritales es tan inteligente como usar un secador de pelo eléctrico en la bañera. Sin embargo, si siente que su cónyuge lo está engañando a un grado peligroso, puede ser prudente confiar la situación a sus amigos y familiares.

De esa manera, si lo ven manipulándote, pueden servirte como respaldo. En el peor de los casos, informar a otras personas puede ser una cuestión de seguridad.

7. Crea un carcaj de reapariciones

A veces, un esposo arrogante que siempre está tratando de cambiar las cosas puede ser reducido a la medida con algunas respuestas ingeniosas y bien ubicadas.

Prueba algo como “Lo siento; No entendí eso. No hablo de rabietas. O tal vez, “Sí, Kilgore, sabes cómo me encanta el olor a luz de gas por la mañana”.

8. Ignóralo / Desconéctalo

A veces, la única forma de lograr que un esposo se comporte es descongelarlo durante un período prolongado. Explique por qué le está dando la espalda. Luego, como un miembro de la Guardia de la Noche, deje que comience su guardia.

¡Y no lo mientas a medias! El objetivo es hacer un punto. ¡Deje en claro que obtendrá respuestas de una palabra y dormirá en el sofá hasta que cambie su comportamiento!

9. ¡Déjalo, Mujer!

Desafortunadamente, algunas relaciones cambian, los resentimientos se enconan y hacen metástasis, y no hay forma de superar las disputas y las culpas. Si es así como te encuentras, el divorcio puede ser la mejor opción.

Después de todo, ¿quieres pasar el resto de tu vida con un niño grande que no puede admitir cuando está equivocado y constantemente te da la vuelta? ¡Solo pensar en eso es agotador!

Una vida llena de gaslighting perpetuo no es sostenible y podría afectar su salud física y mental. Si estás atrapado en esta situación, considera la terapia de pareja. Quién sabe, las motivaciones detrás de la acción pueden estar enraizadas en algo pequeño que puedes arreglar con un puñado de sesiones.

Además, recuerde que la agresión física nunca es

está bien. Si las peleas con su esposo terminan en empujones, bofetadas o golpes, busque ayuda de su organización local de violencia doméstica.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.