7 maneras de lidiar con compañeros de trabajo que hablan demasiado

Según una encuesta de CareerBuilder, de los 10 principales asesinos de la productividad en el lugar de trabajo, 7 de ellos implican demasiada socialización.

Si tienes compañeros de trabajo que hablan demasiado, esto probablemente no te sorprenda.

Estás aquí ahora porque quieres saber cómo tratar con las personas que hablan demasiado, o cómo decirle a alguien que habla demasiado de una manera agradable.

Después de todo, todavía tienes que trabajar con ellos.

Entonces, ¿por qué no hacerlo más fácil?

7 maneras de lidiar con compañeros de trabajo molestos que hablan demasiado

Hablar demasiado en el trabajo tiene consecuencias reales para todos los involucrados.

Lea los siguientes consejos sobre cómo mejorar su situación laboral para todos. Tome nota de los que se destacan para usted como más relevantes o útiles.

1. Pon tu cara de trabajo (o usa un cartel de “No molestar”).

Esto probablemente no sea suficiente para aquellos que piensan: “Oh, pero somos amigos, así que no les importará si me acerco para saludarlos”.

¿El problema? Comienzan con “Hola” y, varios minutos después, te das cuenta de que no has hecho nada. Y no muestran signos de terminar las cosas.

Puede levantar un dedo y hacerles saber que está en modo de trabajo en este momento, pero que hablará con ellos más tarde. Incluso puede colocar un letrero que anuncie los momentos en que puede y desea socializar.

2. Busque lo bueno en ellos, pero tenga claro lo que necesita.

No todo el mundo puede leer el lenguaje corporal o las expresiones faciales. Y aquellos que los extrañan no son necesariamente más egoístas o desconsiderados que la persona promedio. Es posible que simplemente no se den cuenta de cómo su tendencia a conversar sin parar afecta a las personas que los rodean.

Encuentra algo positivo que apreciar en ellos antes de interrumpir su monólogo. Luego, sea claro acerca de su necesidad de hacer el trabajo, y hágales saber que espera ponerse al día cuando esté fuera de horario.

Tus compañeros de trabajo no necesitan que los mimes con un cumplido cada vez que necesites retirarte de una conversación. Pero tenga en cuenta sus cualidades más entrañables.

3. Explique cómo le están afectando sus interrupciones y su conversación excesiva.

Tienes un tiempo limitado para hacer tu trabajo. Y cuando estás en el reloj, quieres ser lo más eficiente y concentrado posible. Cualquier interrupción, por amistosa que sea, lo saca de la zona y le cuesta más que los pocos minutos que dedica a hablar.

Se necesita tiempo para volver a un estado de flujo cuando el monólogo de alguien te ha sacado de él. Hágales saber cuánto tiempo le cuestan estas interrupciones, sin culparlos abiertamente por su eficiencia comprometida.

Necesitan saber qué tan serio es usted acerca de sus objetivos de productividad relacionados con el trabajo. Si este compañero de trabajo quiere ser un amigo, debe respetarlo.

4. Escuche la razón detrás de su locuacidad.

Claro, algunas personas hablan demasiado porque honestamente se ven a sí mismos como más interesantes que los demás. Divagan una y otra vez sobre su viaje hacia el autodescubrimiento, mientras permanecen ciegos, sordos o indiferentes a las luchas de quienes los rodean.

Pero la mayoría de los que se pasan de la raya lo hacen por razones como las siguientes:

  • Ellos no me gusta lo que están sintiendo y usa hablar para bloquearlo.
  • Están nerviosos, y cuando se ponen nerviosos, comparten demasiado.
  • Son inseguros y sienten la necesidad de “explicarse” para tranquilizarse.
  • Son naturalmente habladores y en gran medida inconscientes de cómo eso afecta a los demás.

Escuche lo que hay detrás de la charla antes de sacar conclusiones precipitadas sobre su compañero de trabajo. Puede que no se trate de su ego.

5. Pregunta si puedes interrumpir.

Pregunta cortésmente si puedes interrumpirlos, especialmente si están saltando de una tangente a otra. Si insisten en terminar para aclarar su punto de vista, puedes decir: “Oh, pensé que ya lo habías logrado. Permítanme repetir lo que estoy escuchando hasta ahora”.

Una vez que hayas comenzado a hablar, si te interrumpen o hablan por encima de ti, diles que te gustaría terminar tu idea. Deje en claro que entiende lo que están diciendo (en pocas palabras).

Si estás pasando (o has pasado) por algo similar, puedes tomarte un momento para compartir o aludir brevemente a eso. Luego, hágales saber que podrá hablar más tarde, después de que haya tenido la oportunidad de hacer su trabajo.

6. Establezca límites y hágalos cumplir.

Se le permite tener límites y hacerlos cumplir sin que sus compañeros de trabajo abusen de usted por ello. No eres “antisocial” si eliges trabajar (en lugar de socializar) cuando estás trabajando.

no significa que puedas nunca hable cuando esté trabajando, pero sí significa que hablar no debería comprometer su productividad y su atención a los detalles.

Los compañeros de trabajo que no respetan su necesidad de hacer el trabajo bien y de manera oportuna crean problemas para todos. No depende de ti hacerles sentir que escucharlos es tu prioridad número uno.

7. Hable con su gerente.

Si un compañero de trabajo sigue violando tus límites, esperando que hagas una excepción con él, porque “Pensé que éramos amigos” o “Esto es ¡relacionado al trabajo!” — puede ser el momento de discutir la situación con su supervisor.

Después de todo, están comprometidos en asegurarse de que todos hagan su trabajo. No estás haciendo esto para meter en problemas a tu compañero de trabajo hablador. Un buen supervisor querrá abordar cualquier cosa que haga que el ambiente de trabajo sea más estresante de lo que debe ser.

Pida su ayuda para lidiar con esto. Es posible que tengan una solución que no has considerado.

¿De qué es síntoma hablar en exceso?

Hablar demasiado puede ser síntoma de más de una posible causa:

  • Inseguridad
  • Nerviosismo
  • Ansiedad social
  • Charla natural
  • Narcisismo

Para saber cuál es la mejor manera de tratar con un compañero de trabajo que habla demasiado, mire más allá de la charlatanería y busque la causa raíz.

¿Por qué los compañeros de trabajo hablan tanto?

Ahora que hemos identificado las posibles causas del exceso de conversación, depende de usted aclarar cuál es la mejor opción para el compañero de trabajo que tiene en mente.

Cuanto mejor conozcas esa causa, más fácil será saber cómo lidiar con ella.

Responderá de manera diferente, por ejemplo, con un compañero de trabajo que es narcisista que con uno que habla cuando se siente nervioso o abrumado.

Con este último, es más probable que seas paciente y busques formas de ayudarlos a sentirse más tranquilos.

¿Cómo ignorar a los compañeros de trabajo molestos?

Si tiene un compañero de trabajo (o compañeros de trabajo) que continuamente van más allá de sus límites, pregúntele a su supervisor sobre el uso de auriculares con cancelación de ruido (si el trabajo lo permite) para que sea más fácil desconectarse de los compañeros de trabajo parlanchines.

Mantenga a los que están por encima de usted al tanto de la situación y pídales ayuda para lidiar con ella. Quieren que el lugar de trabajo funcione sin problemas, con empleados felices y eficientes, por lo que querrán saber si algo lo está dificultando.

Conclusión

Ahora que sabe cómo tratar con compañeros de trabajo que hablan demasiado, ¿cuál de los consejos enumerados anteriormente le llamó más la atención? ¿Y qué cambiará la próxima vez que un compañero de trabajo parlanchín interrumpa su flujo de trabajo?

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.