17 cualidades de una buena mujer (rasgos imprescindibles que debes buscar)

Encontrar el socio adecuado para usted es más fácil cuando sabe qué cualidades buscar.

Ya sea que esté buscando una buena mujer o quiera convertirse en una, bienvenido a la lista definitiva de las características ideales de la mujer.

Esas palabras “mujer ideal” no significan perfectas porque ninguna de nosotras lo es.

Y ya puedo escucharte señalar cuán subjetiva es la palabra “ideal”. Tu no estas equivocado.

Pero cuando se trata de un compañero de vida, algunas cualidades son más críticas que otras.

Y esos son en los que nos centraremos en este post.

¿Qué hace a una buena mujer?

Mire cualquier lista de buenas cualidades en una mujer y obtendrá algunas ideas generales sobre lo que debe buscar si desea una relación estable y de apoyo. Y lo más probable es que ella busque las mismas cualidades en ti.

  • Un gran corazón
  • Una mente maravillosa
  • Un espíritu generoso

Además de esas cualidades generales, ayuda si tiene una buena comprensión de lo siguiente:

  • Finanzas personales (presupuestos, ahorros, inversiones, etc.)
  • Salud, cuidado personal y nutrición (para el bienestar general)
  • Eventos actuales (política, economía, justicia social)
  • Educación Continua (¿qué le apasiona?)

Quieres a alguien que te desafíe a convertirte en la persona que quieres ser, no alguien que obstaculice o menosprecie tu progreso.

17 cualidades de una buena mujer

Busque estas características de una buena mujer cuando se esfuerce en buscar una pareja amorosa, incluso si la mayor parte de esa búsqueda se realiza a través de Internet. No es necesario estar cara a cara para notar las cualidades de una buena mujer para casarse o construir una relación sólida y duradera.

1. Honesto y Confiable

La confianza es fundamental para una relación sana, por lo que esta no debería ser una sorpresa.

Desea poder confiar en que su pareja le dirá la verdad, especialmente cuando más importa. Desea poder tomarles la palabra cuando le prometan algo.

Esta cualidad no es algo que pueda darse el lujo de dar por sentado.

2. Auténtico o Genuino

Una persona auténtica tiene un sentido de sí mismo mucho más fuerte que un camaleón social que cambia su comportamiento exterior para encajar en un grupo o para trabajar en una habitación.

Todos nos adaptamos a diferentes situaciones hasta cierto punto, pero la persona auténtica sigue siendo esencialmente quien es. Puedes confiar en que cuando los conozcas, la personalidad que experimentarás será la de ellos, no solo una que estén tratando de causar una buena impresión.

3. Independiente

Tu compañero de vida debe ser alguien que no tenga miedo de estar solo o ser autosuficiente. Incluso si su trabajo aún no genera suficientes ingresos para mantenerlos, puede verlos esforzándose todos los días para construir algo con potencial de crecimiento.

Su independencia los hace reacios a hacer que la carga sobre sus hombros sea más pesada de lo que debe ser. Su lote no debería ser más difícil en su cuenta. En todo caso, harán lo que puedan para mejorar la vida de ambos.

4. Inteligente y Curioso

Quieres a alguien con quien puedas hablar sobre las cosas que te importan. Y cuando los escucha hablar animadamente sobre las cosas que les importan, quiere sentir una conexión y un interés real en lo que están diciendo.

La inteligencia es más que si terminaron o no la escuela o fueron a la universidad. Lo ves más en la forma de pensar de alguien, sus palabras y en las acciones que realiza que en una hoja de papel o en los resultados de una prueba de coeficiente intelectual.

5. Seguro

Cuando alguien tiene confianza, no necesita que le digas que merece ser tratado con amabilidad y respeto. Conocen su valor y hacen que sea una prioridad dar un buen uso a sus admirables cualidades.

No pierden tiempo ni oxígeno en falsa humildad o autodesprecio sin sentido. Saben que son geniales y no tienen miedo de mostrarlo o de hacer una gran pregunta. Saben que valen la pena.

6. Apoyo

Como cualquier otra persona, desea un socio que apoye sus metas y celebre sus éxitos con usted. No intentarán robar el centro de atención, ni se burlarán de lo que has logrado.

Y si tropieza, estarán allí para ayudarlo a ponerse de pie. Ellos también esperarán lo mismo de ti. Es un avance mutuo. Ninguno de los dos deja que el otro se tambalee.

7. Empático

Los mejores oyentes saben cómo empatizar con la persona a la que están escuchando. Pueden ponerse en su lugar y, al menos hasta cierto punto, sentir lo que usted siente, lo que les ayuda a comprender su perspectiva.

8. Compasivo y perdonador

La empatía ayuda con la compasión, pero esta última no es nada sin palabras o acciones significativas. Sin compasión, es más difícil perdonar a alguien que te ha lastimado, incluso cuando se disculpa y hace lo que puede para enmendarlo.

Quieres a alguien que te acepte y te quiera tal como eres y que te perdone cuando la cagues y se disculpe por el daño que has causado.

9. amable

La amabilidad real no es algo reservado para una élite. Usted quiere una pareja que sea tan amable con un empleado de una tienda de comestibles o con un mesero como lo es con su jefe o con usted.

La buena mujer es humana, así que tal vez a veces sea menos paciente que otras veces, pero hace todo lo posible para ser amable con todos, sin importar su trabajo o antecedentes. Porque su situación podría ser fácilmente la de ella. Y ser decente con los demás no le cuesta nada.

10. Dispuesto a encontrarte a mitad de camino

Ella no sacrificará sus valores más preciados para hacerte feliz a ti o a cualquier otra persona. Pero si puede llegar a un compromiso que no viole su código personal, lo hará, siempre y cuando lo que resulte sea mejor que el resultado de no comprometedor

Si a ambos les cuesta algo hacer ese compromiso, ella sopesará los pros y los contras y hará lo que pueda para honrar sus valores tanto como los suyos.

11. Consistente y confiable

Quieres a alguien que sea más o menos consistente en su comportamiento porque quieres saber que puedes depender de ella.

Si ella está en una montaña rusa sin parar y te hace adivinar cómo actuará la próxima vez que la veas, la relación nunca se sentirá estable o sólida.

12. Con clase

Buscas una mujer con clase, que no es lo mismo que gustos caros o esnobismo. Una mujer con clase puede transformar una habitación con un gasto mínimo. Ilumina cada espacio en el que entra con una sonrisa genuina, un encanto natural y un aplomo natural.

Te hace sentir cómodo a ti y a los demás, haciéndote sentir en la cima del mundo cuando están juntos. Todo en ella se siente refrescante y deja a las personas sintiéndose mejor que antes.

13. Juguetón

Su compañero de vida debe tener un vivo sentido del humor y una apreciación incansable por la risa y la diversión. Tiene mil y una ideas para levantarte el ánimo cuando te sientes mal, pero no las usará para abrumarte o presionarte.

Ella parece saber cuándo sacarte de la cabeza y convertirte en algo que ambos puedan disfrutar.

14. Inspirador

Ella te desafía a seguir aprendiendo y creciendo, incluso cuando estás tentado a preguntarte por qué alguien se molesta. Solo estar cerca de ella te hace querer ser mejor y hacer más.

Ella te entiende (mejor que nadie), así que no te regaña ni usa la agresión pasiva para presionarte a hacer algo. Ella no tiene que hacerlo.

Solo verla te enorgullece y te inspira a subir de nivel.

15. Con los pies en la tierra

Esta buena mujer que buscas sabe que ambos viven en el mundo real con problemas reales. Por lo tanto, mantiene la cabeza despejada y las manos listas. Ella no espera a que llegue un reparador y le haga la vida más fácil. Ella se arremanga y lo hace.

Se ríe y llora con los demás sin vergüenza, y siempre, siempre estar ahí para ti Ella acepta con gratitud cada alegría y no pide que se le ahorre el dolor que a menudo la acompaña.

16. Apasionado

Quieres ver la cara de tu pareja iluminarse cuando está involucrada en algo que le apasiona. Quieres eso para todos, por supuesto, pero cuando la miras, es difícil no compartir la pasión que siente.

También es difícil no recordar los proyectos que te apasionan y preguntarte adónde te pueden llevar.

17. Abierto al aprendizaje

Ella siempre está aprendiendo. Si alguien puede sacar lo mejor de cada don natural y habilidad aprendida, es ella. Nunca has conocido a alguien más curioso acerca de tantas cosas diferentes.

Si bien sabe cómo relajarse con una lectura ligera o una película divertida, no pasa mucho tiempo antes de que, una vez más, esté inmersa en aprender algo nuevo.

Presta atención a estas cualidades de una buena mujer.

Ahora que estás familiarizado con estos rasgos clásicos de una buena mujer, ¿cuáles has visto en las mujeres que has conocido más recientemente? ¿Cuál ha sido el más difícil de encontrar?

Dado que vale la pena cultivar cada uno de estos rasgos (sea cual sea su género), ¿qué hará esta semana para modelar una cualidad que podría haber descuidado durante demasiado tiempo?

No se desperdicia ningún esfuerzo. Cada buen hábito puede ayudarte a convertirte en la persona que quieres ser, sin importar cuánto tiempo te tome encontrar la pareja que buscas.

Que ambos encuentren alegría en el día a día antes de encontrarse el uno al otro.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.