13 razones para hacer lo correcto cuando nadie está mirando

Hacer lo correcto es algo bueno, pero se vuelve grandioso cuando nadie está mirando.

En el mundo actual de la marca personal y las redes sociales, “hacer el bien” se ha convertido en una herramienta de marketing.

Hemos llegado a un punto en el que los influencers afirman recaudar dinero para causas y embolsarse las ganancias o crear personalidades no auténticas en torno a lo que creen que la gente quiere ver y escuchar.

Puedes pensar: la falsedad es una afectación inofensiva, una fachada. ¿A quién le importa si la gente finge sus motivaciones? Se está haciendo bien, y eso es todo lo que importa.

Pero la falsedad genera ansiedad, lo que finalmente afecta su salud mental.

Cuando solo hacemos lo correcto para la aprobación de otras personas, tiene el poder de hacernos miserables.

Veamos por qué crear un hábito de amabilidad personal es lo correcto, para ti y para el mundo.

¡Diablos, podría mejorar significativamente tu vida!

Algunos puntos tienen una curva espiritual y otros no.

Toma lo que te funcione y deja el resto.

13 razones para hacer lo correcto cuando nadie está mirando

¿Solo haces cosas buenas para que la gente te vea como “una buena persona”? Si es así, ¿eso te convierte en una persona genuinamente buena? ¿La amabilidad performativa tiene valor o siembra resentimiento en ti mismo y en otras personas?

Las situaciones varían, por lo que una respuesta definitiva se nos escapa a todos. Pero no se puede negar que hacer lo correcto cuando nadie está mirando tiene el poder de limpiar tu conciencia, mejorar tu estado de ánimo y mejorar tu vida.

Exploremos 13 beneficios de hacer lo correcto cuando nadie está mirando.

1. Fomenta la integridad personal

Los humanos están llenos de arrogancia; solo estamos conectados de esa manera. Como resultado, las personas tienden a imponer sus opiniones a los demás. Además, gracias a nuestros engañosos cerebros, todo el mundo piensa que sus puntos de vista son correctos cuando en realidad todos somos tartamudeando en burbujas engañosas y distorsionadas de nuestra propia creación.

Entonces, ¿qué constituye “derecho”? Es una pregunta imposible de responder. La única forma de vivir la vida es establecer tus propias reglas y apegarte a ellas. Existen algunos parámetros universales; la mayoría de las personas está de acuerdo en que la violencia, el abuso y la animosidad innecesarios debido a la raza, la sexualidad o el género entran en la categoría de “nunca buenos”.

Pero para el resto, definir y apegarse a sus estándares, independientemente de quién esté mirando, define su integridad. Es una herramienta invaluable cuando se navega por las complejidades de la vida.

2. Contribuye al Bien Mayor

Los humanos somos una especie social, y cuando contribuimos al bien colectivo, nos calienta por dentro y nos hace sentir más conectados. Así que date ese impulso de pertenencia haciendo algo bueno. Nadie tiene que saberlo.

3. Nos hace sentir bien

Los estudios sugieren que dar nuestro tiempo, dinero o atención a otras personas desencadena la liberación de dopamina, serotonina y oxitocina, que son sustancias químicas beneficiosas que nos hacen sentir bien y que el cuerpo produce de forma natural. La mejor parte es que sucede independientemente de la presencia de cualquier otra persona, o la falta de ella.

4. Ayuda a otras personas

¿Aprecias cuando otras personas te ayudan? Entonces, ¿por qué no devolver el favor? La satisfacción de echar una mano tiene el poder de convertir un “día terrible, horrible, nada bueno, muy malo” en uno maravilloso.

5. Mejora tu salud física

Como mencionamos anteriormente, ser amable con otras personas obliga a tu cuerpo a liberar sustancias químicas que te hacen sentir feliz, contento y conectado. Es bueno para la salud mental, pero también confiere beneficios físicos, como una presión arterial más baja y una disminución del estrés.

6. Aumenta tu autoestima

Las fuerzas externas pueden influir en nuestro pensamiento, pero usted es la única persona que controla su autoestima.

Una forma de construirlo es dejar que la bondad, el perdón y la humildad guíen tu camino. Hacerlo casi siempre conduce a una toma de decisiones de calidad. Y cuando elegimos bien, nos sentimos muy bien; cuando nos sentimos bien, nuestra autoestima florece.

7. Conduce a la honestidad propia y a las intenciones genuinas

Hay un argumento de que hacer el bien por las razones equivocadas tiene un beneficio neto positivo. Sin embargo, simplemente no se sienta bien. Para empezar, es el tipo de cosa que otras personas pueden captar y ridiculizar. Además, las verdaderas intenciones de un individuo tienen una forma de salir a la superficie. Y cuando la realidad no coincide con el desempeño, a menudo hay que pagar un precio social.

8. Ahorra y te hace ganar dinero

¡Sí! En privado, hacer lo correcto ayuda a su billetera. ¿Cómo? Ser amable es bueno para la salud mental y física, además de aumentar la autoestima.

Cuando está disparando a toda máquina, es más probable que tome mejores decisiones y es menos probable que llene un triste vacío comprando cosas innecesarias.

Puede parecer una exageración, pero investigar muestra que las personas con alta autoestima ganan más dinero.

9. Mejora tu salud mental

La integridad personal es la base de una buena salud mental, y hacer lo correcto sin que otras personas vean o sepan es el colmo de la integridad. Cuando te comprendes a ti mismo y te gusta la persona en la que te has convertido, la estratosfera exterior es el límite.

10. Satisface la regla de oro kármica

La regla de oro aconseja a las personas “hacer a los demás lo que te habrías hecho a ti mismo”. La regla kármica postula que nuestras acciones nos alcanzan y cosechamos lo que sembramos. Si crees en estos conceptos, entonces hacer lo correcto cuando nadie está mirando tiene más sentido.

11. Refuerza las elecciones éticas

Con cada decisión que cae en tu regazo, tienes dos opciones: puedes hacer lo correcto o lo incorrecto.

Pero, ¿qué ganas cuando eliges lo segundo?

Claro, puede sentirse bien por un momento, pero si usted es una persona decente con algo parecido a una conciencia, eventualmente comenzará a sentirse mal por ser mezquino o con el pie equivocado. Así que haz lo correcto y ahórrate la angustia mental en el futuro.

12. Mejora tus probabilidades

Cuando haces algo bueno, nunca sabes cuándo alguien te devolverá el favor. Y cuando la gente te quiere y te respeta, es más probable que te ayuden en momentos de necesidad.

Estos resultados no deberían ser su motivación principal, pero es bueno saber que una buena acción a menudo inspira a otra.

13. Hace del mundo un lugar mejor

¿Quieres vivir en un mundo digno? Si es así, ayuda a que así sea siendo una buena persona. No significa imponer su sistema de creencias a otras personas, pero sí requiere ser amable y respetuoso con los demás.

Ninguna regla dice que no puedes apoyar las causas en las que crees mientras eres cortés con las personas que no están de acuerdo.

Cómo hacer lo correcto incluso cuando nadie está mirando

La integridad es hacer lo correcto cuando nadie está mirando. Pero, ¿cómo logras eso? A veces, puede ser un desafío porque hacer lo incorrecto puede beneficiarlo. Si surge la tentación, hágase las siguientes preguntas:

  • ¿Me sentiré bien conmigo mismo si hago algo incorrecto?
  • que seria [insert the name of someone you respect] ¿hacer?
  • ¿Cómo se sentirían mis padres si supieran que opté por hacer lo incorrecto?
  • ¿Hacer lo incorrecto pesará sobre mi conciencia? ¿Vale la pena?
  • ¿Escoger mal dejará un golpe kármico o espiritual en mi record proverbial?

La vida es compleja, y todo el mundo está tratando de salir adelante lo mejor que puede al final del día. Establecer principios rectores para usted mismo y apegarse a ellos hace que el viaje sea mucho más fácil.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.