11 firmes no negociables en una relación

El compromiso es necesario para cualquier relación exitosa.

Ambas partes deben estar dispuestas ocasionalmente a ceder cuando se trata de cosas simples y relativamente insignificantes como la decoración del hogar, la firmeza de su colchón o dónde compra sus alimentos.

Pero todos tienen valores fundamentales y creencias que no deben comprometer, cosas que los hacen ser quienes son.

Es crucial discutir los no negociables en una relación por adelantado para evitar relaciones poco saludables y perder el tiempo con alguien que no es adecuado para ti.

11 cosas no negociables en una relación que debes saber

Cada relación es diferente. Lo que prospera en una pareja puede ser completamente inaceptable en otra relación.

Si bien las situaciones específicas varían, hay algunas áreas generales que todas las parejas deben abordar.

Sin embargo, depende de ustedes dos delinear los límites de sus no negociables.

Trabajen juntos para determinar cómo quieren que sea su relación y cómo quieren que funcione.

Algunas relaciones comunes no negociables, independientemente de quién o dónde se encuentre en la vida, incluyen:

1. Honestidad y Confianza

La honestidad y la confianza, dos componentes centrales de las relaciones saludables, pueden significar muchas cosas diferentes.

Se usan ampliamente aquí para incluir la veracidad relacionada con mentir o engañar al otro, la fidelidad con respecto a la fidelidad, la lealtad en relación con el apoyo mutuo y la confiabilidad con respecto al cumplimiento de las promesas y hacer lo que dices que harás.

Tenga una discusión abierta sobre cómo se ven la honestidad y la confianza en su relación para evitar confusiones y desacuerdos en el futuro. Describa cómo se ven la deshonestidad y el abuso de confianza, de modo que no haya dudas en ninguno de los extremos.

Transmitir abiertamente sus necesidades, pensamientos e incluso quejas de una manera saludable es otro aspecto crítico de la honestidad en las relaciones.

2. Respeto mutuo

Otro elemento crucial de las relaciones exitosas es el respeto, aunque su apariencia puede significar diferentes cosas para diferentes personas.

Establezca límites en su relación y discuta lo que ambos están bien y lo que no. Tú y tu pareja deben respetar las diferencias, el espacio, la privacidad, la individualidad y el tiempo del otro. Cuidar de satisfacer las necesidades de los demás y respetar las creencias, valores y preferencias de los demás.

El respeto por los demás es fundamental. Menospreciar a las personas o juzgarlas en función de sus creencias, ingresos, hogar, automóvil o apariencia no tiene cabida en las relaciones.

Está bien tener opiniones diferentes, pero no es necesario tratar mal a otra persona debido a las diferencias. Nuestras diferencias son las que nos hacen prosperar.

3. Comunicación abierta

Posiblemente uno de los aspectos más importantes de una base de relación sólida, la comunicación abierta es clave para una unión feliz y saludable.

Expresarte abierta y honestamente durante los buenos tiempos es fácil, pero hacerlo durante los tiempos difíciles suele ser más complicado. Es solo cuestión de tiempo antes de que tengas un desacuerdo o una pelea total.

Acostúmbrate a discutir tus problemas abierta y racionalmente, sin lanzar insultos ni entrar en el tipo de pelea a gritos que tiene a los vecinos presionando sus oídos contra la pared.

Sea dueño de sus errores, admita cuando se equivoque y asuma la responsabilidad de sus acciones.

4. Ser auténticos

Una de las cosas más importantes que puedes hacer en una relación es ser fiel a quién eres.

Ambos deben sentirse libres para expresar abiertamente sus pensamientos, sentimientos, creencias, metas y sueños sin temor a ser juzgados o ridiculizados por el otro. No intenten forzar sus puntos de vista o cambiarse unos a otros. Acéptense como son, defectos, bagaje emocional, pasado complicado, etc.

Además, si bien es bueno pasar tiempo juntos, es igualmente importante pasar tiempo separados sin celos ni culpa. Es normal fusionar ciertos aspectos de sus vidas, pero asegúrese de mantener sus identidades manteniéndose al día con sus pasatiempos e intereses, conservando otras relaciones y continuando con los hábitos personales y el cuidado personal.

5. Valores financieros y expectativas

El dinero puede ser uno de los temas más desafiantes e incómodos para discutir. Pero eso no niega su importancia.

Usted y su pareja deben tener los mismos puntos de vista generales sobre cómo manejar su dinero y sus finanzas. Discuta sus pensamientos sobre el gasto frente al ahorro, la importancia de un buen crédito y las expectativas sobre quién paga qué.

Ambos deberían poder administrar sus finanzas personales de manera responsable y hacer su propio esfuerzo según lo acordado. Si bien las dificultades financieras a veces son una parte inevitable de la vida, no es justo que uno de ustedes espere que el otro siempre tome el relevo.

6. Metas Compartidas para el Futuro

No es necesario que coincida exactamente o que esté todo planeado, pero tener una visión similar de su futuro juntos es esencial para una relación feliz y duradera.

  • ¿Cuáles son sus puntos de vista sobre el matrimonio?
  • ¿Qué hay de tus pensamientos acerca de tener hijos?
  • ¿Cómo es tu vida?
  • ¿Viajas mucho?
  • ¿Vives en una ciudad ocupada o en un entorno campestre?
  • ¿Los fines de semana se pasan tranquilamente en casa o en la ciudad?

Supongamos que uno de ustedes sueña con una vida familiar tradicional con una hipoteca, hijos y lazos con una ciudad específica, mientras que el otro nunca planea establecerse. En ese caso, podría considerar ir por caminos separados ahora antes de profundizar más.

7. Validación y apoyo mutuos

Todo el mundo quiere una pareja romántica con la que pueda contar, alguien que siempre esté ahí, en las buenas y en las malas.

Quiere y merece un socio que lo aliente y apoye sus sueños, metas y cualquier otra cosa que sea importante para usted, ya sea su elección de carrera, sus esfuerzos como voluntario o la decisión de volver a la escuela. Alguien que te escuche y te haga sentir validado.

Tu pareja debe estar emocionada y celebrar tus logros y ser empática y compasiva con tus fracasos o contratiempos.

Después de todo, si no puede contar con que su pareja romántica esté ahí para usted, ¿con quién puede contar?

8. Las opiniones políticas están alineadas

A la gente le importa la política en diversos grados. A algunos no les importa en absoluto, algunos están levemente informados y es un tema serio para otros. Además, algunos están más abiertos a puntos de vista opuestos que otros.

Si bien a menudo es un tema delicado, es importante discutir sus puntos de vista políticos en algún momento de su relación (preferiblemente antes de que se vuelva demasiado serio). Eso no quiere decir que tengan que estar de acuerdo en todo o que necesariamente pertenezcan al mismo partido político. Aún así, debe ser abierto acerca de sus diferencias y cuánta diferencia puede tolerar.

Sea honesto acerca de sus problemas candentes y determine si puede manejar o no estar con alguien que no ve esas cosas de la misma manera que usted.

9. Creencias religiosas similares

Al igual que las opiniones políticas, la religión suele ser un área delicada y puede ser necesario que usted y su pareja tengan las mismas creencias.

Es posible que necesite un compañero para compartir la misma fe o estar bien si sus puntos de vista son completamente opuestos. Ninguno de los dos debe comprometer su religión para complacer al otro (a menos que sea algo que realmente quiera hacer, por supuesto), y debe ser honesto acerca de sus creencias y nivel de comodidad con las diferentes religiones.

También es valioso considerar las preferencias familiares, como cómo criarías a tus hijos o la aceptación de tus familias.

10. Mente abierta

Con las cosas cambiando más rápido y más drásticamente que nunca en los últimos años, la mentalidad abierta se está volviendo cada vez más importante en la vida y en las relaciones de todo tipo.

Tú y tu pareja debéis estar dispuestos a adaptaros al cambio ya experimentar cosas nuevas tanto solos como juntos. Nadie quiere estar con alguien que constantemente se queja o está estancado en el pasado. Espera cambios dentro de ti, de tu pareja y del mundo que te rodea.

Si desea una relación saludable y próspera, esté dispuesto a crecer como persona y en su relación, y esté abierto a comprometerse en áreas menos importantes.

11. Ambicioso y orientado a objetivos

Si no avanzas, retrocedes. El deseo de aprender y crecer es una parte necesaria de la vida, al igual que tener sueños y metas.

Todos queremos estar con alguien que esté orientado a objetivos, aproveche las oportunidades y encuentre formas de hacer que las cosas sucedan.

Eso no quiere decir que deba estar haciendo algo constantemente, pero la pereza crónica, la procrastinación y la falta de interés en el crecimiento personal a menudo son factores decisivos.

No sigas los movimientos. Encuentra tu propósito en la vida. Encuentra actividades que te importen y que amas. Haz cosas que te traigan alegría, te hagan sentir vivo y confirmen tu genialidad como persona.

Ejemplos de negociables y no negociables en una relación

Algunos problemas tienen un peso más significativo que otros en las relaciones. Si bien las definiciones de algunos negociables y no negociables varían, algunos se aplican más o menos en todos los ámbitos.

Ejemplos negociables:

  • Cambio de opiniones con el tiempo debido al crecimiento natural
  • Diferencias en opiniones personales y preferencias en cosas simples como música, comida, entretenimiento, etc.
  • Responsabilidades básicas en la familia/relación
  • Quién puede elegir el restaurante, el programa de televisión o el lugar de vacaciones

Ejemplos no negociables:

  • Forzar el cambio o exigir un punto de vista particular
  • Discriminación contra cualquier persona por motivos de raza, religión, género, orientación sexual o discapacidad
  • Creencias básicas de derechos humanos
  • Abuso físico, mental, emocional o abuso de cualquier tipo

Cada relación es tan única como las personas en ella. Depende de usted y su pareja determinar dónde está dispuesto a ceder y cuáles son los factores decisivos.

Pasar por alto incluso un elemento no negociable puede generar problemas significativos en la relación, por lo que es mejor ser abierto y honesto al respecto desde el principio.

Similar Posts

Leave a Reply

Your email address will not be published.